Encías (Problemas en las)

El problema más común en las encías es el sangrado, la señal de una inflamación en las encías o lo que los dentistas llaman gingivitis. Pero ésta sólo es la puerta para otra “itis” más seria: periodontitis. Una vez que el problema de su encía ha llegado tan lejos, puede perder sus dientes.

Problemas en las encíasCuándo consultar a su médico

  • Sus encías sangran y también hay hinchazón, inflamación, dolor o mal aliento persistente.
  • Se desarrollan llagas bajo su dentadura.

No estamos hablando sobre un bastón de menta que pierde su sabor con mucha rapidez. Hablamos de problemas en la base de su sonrisa, del tejido color coral que ancla sus dientes. Desde luego, hablamos de sus encías. Ámelas o deje sus dientes atrás.

El problema más común en las encías es el sangrado, la señal de una inflamación en las encías o lo que los dentistas llaman gingivitis. Pero ésta sólo es la puerta para otra “itis” más seria: periodontitis. Una vez que el problema de su encía ha llegado tan lejos, puede perder sus dientes.

La gingivitis es causada por la acumulación alrededor de los dientes y las encías de la placa, una combinación de alimentos y saliva llena de bacterias. Como cualquiera que alguna vez ha enfrentado una limpieza dental sabe – si no se cepilla y pasa el hilo dental con frecuencia- que es la razón principal para que sus dientes se conviertan en un almacén para la placa. No obstante, otros factores pueden interferir con los problemas en las encías.

Por alguna razón el síntoma es sexista. Las mujeres son mucho más susceptibles a la gingivitis que los hombres. Durante los periodos menstruales, las encías de las mujeres generalmente están más hinchadas, suaves e inflamadas. También sus encías sangran con mayor facilidad. Eso no predispone a las mujeres a padecimientos en las encías, pero puede empeorar si se presentan otros factores, como la falta de higiene.

Ella dice que también casi todas las mujeres que se embarazan tienen una gingivitis temporal con hinchazón y sangrado, que empeora a medida que el embarazo llega a término.

De hecho, el bebé puede heredar esa tendencia a tener problemas de encías de su madre o padre. Los problemas de encías pueden ser hereditarios. Algunas personas parecen que sólo tiene un poco de placa sobre sus dientes por naturaleza. Otras parecen acumular mucha y con rapidez.

Algunos medicamentos pueden causar que las encías sangren o se inflamen. Los medicamentos que pueden causar problemas incluyen anticonceptivos orales, antidepresivos, antidescongestivos, antihistamínicos, atomizadores nasales y medicamentos para la presión sanguínea elevada (hipertensión) y enfermedades cardíacas.

Los problemas en las encías son más comunes entre personas con diabetes y leucemia y en quienes tiene la boca seca, los que fuman o quienes están bajo mucha tensión.

Estas últimas dos categorías – los fumadores y los tensos - son especialmente susceptibles a la inflamación en las encías, un padecimiento común entre los soldados de la Primera Guerra Mundial, conocido actualmente como gingivitis ulcerativa necrosante. Tiene que añadir una mala higiene a esa mezcla para tener el riesgo. Las personas con esta clase de gingivitis tienen úlceras muy dolorosas en las encías, sangrado y un aliento que va de malo a infernal.

Las dentaduras pueden causar pesares con las encías

Si las dentaduras no ajustan adecuadamente, o si la mandíbula está tan deteriorada que no puede mantener la dentadura en su lugar, la persona puede tener ulceraciones en las encías. Las llagas no son necesariamente dolorosas, pero eso no significa que deban ser ignoradas.

Es una forma de atrofia de presión, al igual que sucede con su brazo cuando ha estado usando vendas de yeso durante mucho tiempo. La superficie de las encías se afloja y el hueso bajo las encías se disuelve.

Alivio del síntoma

Las encías con sangre e irritadas son igual que la mayor parte de los problemas de salud: si las atrapa antes de que empeoren, sanarán fácilmente. La gingivitis es absolutamente reversible en sus primeras etapas. Parar revertir las encías sangrantes, ponga las manos sobre el hilo dental y el cepillo. Pero asegúrese de sujetar el cepillo en la forma correcta.

Ponga un nuevo ángulo en su cepillado

La mejor forma de elimina la placa que anida entre los dientes y las encías es usando un cepillo dental con cerda suaves, sostenerlo en un ángulo de 45º contra sus dientes y moverlo con cuidado con movimiento de serrucho o circular. Este movimiento también es efectivo para eliminar la placa de los dientes mismos.

Decídase a diario

Lo ideal es que se cepillara después de cada comida. Si no puede hacerlo, asegúrese de cepillarse al menos una vez al día.

Use hilo dental

La clave para usar el hilo dental adecuadamente es curvar el hilo (sin importar si es con o sin cera, dicen los dentistas) en forma de C alrededor de cada diente. Asegúrese de ir ligeramente por debajo de la línea de la encía, moviendo el hilo hacia adelante y atrás, por arriba y por abajo hasta que el diente por ambas caras se sienta limpio y el hilo rechine.

Si sangra un poco las primeras veces no se preocupe mucho: usar el hilo dental causa un poco de irritación en un área inflamada con gingivitis.

Visite al dentista

Muchas personas deben hacerse una limpieza cada seis meses, mientras que otros podrían querer ver al dentista con mayor frecuencia. Los que podrían querer verlo con más frecuencia incluye a quienes describimos al principio, como más propensos a enfermarse de las encías, como fumadores y personas con diabetes, personas que toman medicamentos que causan problemas de las encías y personas con historia familiar de enfermedades en las encías.

También las mujeres embarazadas, por ser más propensas a enfermedades de las encías, deben consultar a su dentista y pedir una limpieza al menos tres veces durante su embarazo.

Habrá alguna razón de desagrado si no visita regularmente al dentista. Tendrá que remover su sonrisa cada noche antes de ir a la cama. Las personas que aguardan más de seis meses entre visitas al dentista, tienden a perder sus dientes eventualmente.

Cuando la gingivitis se agrava

El cepillado, el uso de hilo dental y la vista semestral para limpieza dental no servirán para gran cosa si su gingivitis es grave o se ha vuelto una enfermedad periodontal. En ese punto, su dentista tiene que sacar su equipo para remover la placa, que ahora es una sustancia similar al concreto, llamada cálculo o sarro, que se ha endurecido dentro de los espacios que forman unas bolsillas entre sus dientes y las encías deterioradas.

Deje que su dentista lo raspe

El dentista lo raspará hasta la superficie de las raíces de sus dientes, en un proceso llamado descascarado y cepillado. Puede requerir de anestesia local y probablemente necesitará dos o tres citas antes de determinar el trabajo.

Vea a un especialista

Si el deterioro es grave, el dentista puede enviarlo con un periodontólogo, un especialista en padecimientos de la boca, encía y hueso. El periodontólogo puede presentarle muchas opciones. Entre ellas están los injertos de hueso, reparación y reconstrucción de las bolsillas profundas de la encía y la restauración de la línea de la encía.

Consejos para los diente postizos

Aun cuando haya perdido sus dientes reales y use dentaduras totales o parciales, debe cuidar sus encías. Por lo tanto:

Siga cepillándose

Las dentaduras no se llaman dientes postizos por nada. Debe cepillarlos, para prevenir problemas en las encías. También deseará cepillar las encías. Nunca se deje puestas las dentaduras por la noche, pues las encías requieren de un descanso.

Pida unos nuevos

Las dentaduras no duran para toda la vida. Es un error pensar que el primer par es suficiente. Esto es porque una vez que se pierden los dientes reales el hueso maxilar puede erosionarse, con lo que las dentaduras ya no ajustarán igual.

Quedan flojas y causan irritación, pero las personas tienden a no hacer nada al respecto. Su dentista deben verificar el ajuste una vez al año y las probabilidades son de que usted requiera de una placa nueva cada cinco años.

Recomendar y compartir



Temas relacionados


Aftas (Fuego en la boca)

Las aftas o fuegos bucales o fuegos en la boca, son lesiones bucales altamente infecciosas, que afectan a mucha gente

Agruras (Acidez estomacal o Reflujo gastroesofágico)

Las agruras generalmente sólo consisten en unas cuantas cucharadas de ácido estomacal que regresan por el esófago.

Alucinaciones

Una alucinación puede variar, desde un relámpago de luz o color, hasta la visión clara de personas, animales o plantas. Son una señal de advertencia importante de que una persona puede tener un problema de salud mental.

Amamantar (Problemas para)

El amamantamiento requiere de habilidades que las madres han aprendido tradicionalmente observando a otras madres. El problema es que muchas de las madres de hoy no pueden presenciar el amamantamiento para aprender la técnica correcta.

Ansiedad

Algún nivel de ansiedad probablemente es saludable, lo motiva a levantarse a hacer algo. Pero cuando el revoloteo se siente más como una tormenta y usted está atrapado en un ciclo de temores que no ceden con facilidad, su ansiedad se ha vuelto un problema.