Dedos con deformidad

Esos nudillos protuberantes y abultados son sólo una señal del paso del tiempo y la osteoartritis que inevitablemente surge al envejecer las articulaciones.

Dedos con deformidadCuándo consultar a su médico

  • Consulte al médico en cuanto perciba que sus dedos están empezando a doblarse y a deformarse.

Esos nudillos protuberantes y abultados son sólo una señal del paso del tiempo y la osteoartritis que inevitablemente surge al envejecer las articulaciones.

La osteoartritis con frecuencia se llama artritis causada por el uso o el desgaste natural es el resultado de años y años de microlesiones. Generalmente esos bultos no evitarán que realice sus actividades normales, aunque podrían doler de tiempo en tiempo, dicen los doctores.

Sin embargo, si sus manos empiezan a sentirse distorsionadas y un poco doloridas al empezar sus 30 años, podrían ser síntomas de artritis reumatoide, una forma potencialmente debilitante de enfermedad que requiere tratamiento médico continuo. Las articulaciones se mantienen unidas por ligamentos, que empiezan a estirarse cuando la inflamación reumatoide llena las articulaciones con líquido. Los ligamentos pueden deteriorarse gradualmente al punto que no pueden mantenerse los dedos estables. Entonces lo dedos pueden empezar a dejar su posición “a la deriva”, en ocasiones gravemente.

Por razones que no se comprenden todavía, la artritis reumatoide tiende a afectar más a las mujeres que a los hombres, generalmente entre los 35 y 45 años.

Alivio del síntoma

Nada, ni la cirugía, pueden desatar los nudos o suavizar las protuberancias de los dedos, pero pueden disminuir el dolor.

Empiece con medicamentos que no requieren de receta

Si la osteoartritis duele, tome analgécicos. Intente primero con acetaminofén, luego con aspirina con capa entérica o ibuprofeno.

Pida ayuda a su médico

Una variedad de medicinas por prescripción pueden ayudar a controlar el daño que causa la artritis reumatoide. La primera línea de defensa es de antiinflamatorios, seguidos de oro, metotrexato y esteroides.

Intente los baños de cera

La oferta favorita de un fisioterapeuta es probable que sea  el baño de parafina. Sus manos se colocan en parafina muy caliente, lo que alivia maravillosamente sus articulaciones mientras se seca.

Considere la cirugía

Si sus deformidades reumatoides son tan severas que se siente incapacitado, no se desespere, los avances en cirugía reconstructiva pueden restaurarle gran parte de la función. Un cirujano reconstructor de manos puede volver a equilibrar las articulaciones, remover el tejido inflamado, reparar tendones destruidos y hasta insertar espaciadores de goma para apoyar las articulaciones. A menudo la cirugía es una combinación de procedimientos y puede incluir tratamiento de las articulaciones de la muñeca, donde los cambios artríticos pueden haber contribuido a las deformidades de los dedos.

Recomendar y compartir



Temas relacionados


Articulaciones inflamadas

La causa más común y probable de inflamación de articulaciones es la artritis. El tipo más frecuente de artritis es la osteoartritis, que produce pequeños desarrollos llamados espolones en la parte ósea de la articulación. Estos espolones se incrustan en los músculos de alrededor, en los tendones y ligamentos, causando irritación e inflamación.

Cadera con dolor

La artritis es una causa común de dolor en la cadera. Generalmente es la osteoartritis, la de clase “usa y rasga” la que afecta casi a todos en alguna medida conforme se hacen más viejos. Es muy probable que la osteoartritis en su cadera llegue a ser un problema si alguna vez sufrió una fractura en la cadera o la pelvis.

Callos

¿Qué ocasiona los callos, esas pequeñas protuberancias amarillas grisáceas, con apariencia de ampollas, en los dedos de sus pies? La presión constante y la fricción entre la piel y el calzado.

Callosidades

Una callosidad es un escudo generado por la propia piel, como una forma de defenderse ante alguna presión. Y ese escudo realiza un buen trabajo.

Cojera

Una anomalía que se observa con frecuencia es la diferencia en el largo de las piernas. La cojera se desarrollará frecuentemente porque una pierna mide un poco menos que la otra. Pero en algunas personas sólo hay una discrepancia aparente en el largo de las extremidades.