Corazón (Irregularidad en los latidos del)

Muchas arritmias surgen por factores externos, como tabaco, estimulantes, drogas ilegales y algunos medicamentos. Algunas se relacionan con trastornos subyacentes serios, como enfermedades tiroideas, anemias, padecimientos coronarios o falla cardíaca.

Irregularidades en los latidos del corazónCuándo consultar a su médico

  • Experimenta que sus latidos son irregulares, con cambios bruscos, o palpitaciones varias veces a la semana o más.
  • Su corazón fluctúa bruscamente de menos de 50 latidos a más de 100 por minuto.
  • Vea a su médico de inmediato si sus latidos se disparan caóticamente en proporciones muy por encima de 100 latidos por minuto, cuando no está haciendo ejercicio.

Como cualquier músico le puede decir, cada banda u orquesta necesita una buena sección rítmica para dar un compás sólido y mantener bien el tiempo. Si cualquiera de los músicos está fuera de tiempo o de ritmo toda la banda puede adelantarse, atrasarse o separarse a la mitad del tono.

Puede pensar en el corazón como en un conjunto pequeño de cinco piezas: dos cámaras superiores (aurículas) que bombean la sangre que llega hacia dos cámaras bajas (ventrículos), que la bombean hacia los pulmones y al cuerpo. En vez del que toca el tambor, tenemos un marcapasos interno, llamado nodo sinusal, que mantiene las cámaras altas y bajas en continuo movimiento al enviarles pequeñas señales eléctricas. Pero si algo pudiera interrumpir esos impulsos, el ritmo del corazón se volvería inconsistente. Si es anormalmente bajo, menos de 60 latidos por minuto, los médicos le llaman bradicardia. Y si es anormalmente rápido, más de 100 latidos por minuto, le llaman taquicardia; los cardiólogos llaman a estas alteraciones en el ritmo cardíaco normal arritmias y se pueden originar en cualquier lugar del circuito eléctrico, desde el nodo sinusal hacia las aurículas y los ventrículos. A veces esas alteraciones son breves, otras son prolongadas. Algunas pueden ser alarmantes, otras pasan inadvertidas.

Muchas arritmias surgen por factores externos, como tabaco, estimulantes, drogas ilegales y algunos medicamentos. Algunas se relacionan con trastornos subyacentes serios, como enfermedades tiroideas, anemias, padecimientos coronarios o falla cardíaca. Pero la mayoría son sucesos normales en corazones sanos, mientras duermen, se ejercitan, o pasan por emoción o estrés.

Cuando un tambor hilero pierde un tambor o dos, la banda toca un poco más fuerte; talvez no se da cuenta de ello, los mismo sucede con las palpitaciones cardíacas; esa es la sensación cuando el corazón palpita y pierde algún latido o genera latidos de más.

Las palpitaciones son solo fallas eléctricas, a menudo relacionadas con la ansiedad o el estrés, que los experimentan todos de tiempo en tiempo, y a menos que ocurran con frecuencia, generalmente son inofensivos e insignificantes.

Los médicos se preocupan más por otras arritmias, como las que se originan en la parte superior del corazón. Un nodo sinusal enfermo o con mal funcionamiento puede producir bradicardias, taquicardias o ambas alternativamente. Una aurícula puede tener descargas breves pero regulares de 200 latidos por minuto (una condición conocida como taquicardia paroxística supraventricular) o puede llegar a la fibrilación, que es una descarga más rápida y desorganizada desde diferentes lugares de la aurícula. Esta clase de taquicardias (ritmo rápido) que aparecen en las cámaras superiores del corazón son conocidas como arritmias supraventriculares.

Las arritmias supraventriculares son comunes, tratables y generalmente benignas. Ocasionalmente las personas con padecimientos cardíacos serios experimentan arritmias supra ventriculares. Estas arritmias ponen en peligro la vida y ocurren en los ventrículos. Las taquicardias ventriculares pueden superar los 200 latidos por minuto y generalmente indican un padecimiento cardíaco latente. Si el ventrículo empieza a fibrilar, los latidos son tan caóticos que el corazón pierde su capacidad y se apaga. La fibrilación ventricular es la causa principal de las muertes repentinas en Estados Unidos.

Alivio del síntoma

Tenga en mente que el intervalo normal de latidos es de 60 a 100 por minuto, con algunas bajas entre los 40 y 50 años en el caso de atletas con excelente condición. En el momento en que note que su corazón hace el cha-cha-cha cuando debería estar tocando un vals es bueno ver a un médico para confirmar que no hay un problema serio.

Encuentre una distracción

No se obsesione con las palpitaciones; encuentre algo con qué sacarlas de su mente. Es más probable que las note y esté pendiente de ellas cuando esté solo y no esté haciendo nada. A las personas que están despiertas en la cama, a menudo se les agudiza la consciencia y esta sensación aumenta a medida que se concentran en sus propios latidos. Lea un libro, vea televisión. Cualquier distracción servirá.

Verifique su botiquín

La dosis equivocada de un médicamente puede ocasionar que su pulso se acelere o baje de pronto. Lo mismo sucede con algunos productos que no requieren de receta médica, como antihistamínicos o medicamentos para el asma. Pero si toma medicamentos para el corazón el cambio en el pulso puede ser el deseado. Verifique con el médico para ver si ya debe detenerse, cambiar o mantener la medicación.

Elimine la cafeína

Demasiadas tazas de café por la mañana pueden ocasionar palpitaciones o taquicardia por la tarde. Limite la ingesta de todas las bebidas con cafeína: café, té y colas

Practique una vida limpia

El tabaco y el alcohol pueden no entorpecer su crecimiento, pero sí causarle unas taquicardias locas y debe evitarlas. Los consumidores de cocaína y marihuana son visitantes frecuentes de las salas de urgencias con latidos erráticos.

Pregunte sobre medicamentos antiarrítmicos

Su médico puede decirle si requiere medicamentos para algunas palpitaciones molestas. Los medicamentos que se prescriben normalmente para manejar taquicardias auriculares o ventriculares incluyen quimidina, procainamida, medicinas con digitalina y beta bloqueadores.

Considere cambio de válvula

Los medios más efectivos para controlar la irregularidad en los latidos es implantando un marcapaso artificial, que sustituya al nodo sinusal. Este equipo puede usarse como medida temporal o permanente para corregir el ritmo.

Recomendar y compartir



Temas relacionados


Aftas (Fuego en la boca)

Las aftas o fuegos bucales o fuegos en la boca, son lesiones bucales altamente infecciosas, que afectan a mucha gente

Agruras (Acidez estomacal o Reflujo gastroesofágico)

Las agruras generalmente sólo consisten en unas cuantas cucharadas de ácido estomacal que regresan por el esófago.

Alucinaciones

Una alucinación puede variar, desde un relámpago de luz o color, hasta la visión clara de personas, animales o plantas. Son una señal de advertencia importante de que una persona puede tener un problema de salud mental.

Amamantar (Problemas para)

El amamantamiento requiere de habilidades que las madres han aprendido tradicionalmente observando a otras madres. El problema es que muchas de las madres de hoy no pueden presenciar el amamantamiento para aprender la técnica correcta.

Ansiedad

Algún nivel de ansiedad probablemente es saludable, lo motiva a levantarse a hacer algo. Pero cuando el revoloteo se siente más como una tormenta y usted está atrapado en un ciclo de temores que no ceden con facilidad, su ansiedad se ha vuelto un problema.