Callosidades

Una callosidad es un escudo generado por la propia piel, como una forma de defenderse ante alguna presión. Y ese escudo realiza un buen trabajo.

CallosidadesCuándo consultar a su médico

  • Tiene dolor en la callosidad.
  • Tiene diabetes o problemas de circulación y necesita retirar la callosidad.
  • El área callosa está roja y caliente.
  • La callosidad se abrió o tiene grietas y sangra.
  • Su callosidad tiene un color azulado.

Una callosidad es un escudo generado por la propia piel, como una forma de defenderse ante alguna presión. Y ese escudo realiza un buen trabajo. Piense en cómo se sentirían las puntas de los dedos de un guitarrista profesional, o las palmas de un gimnasta olímpico, si no estuvieran protegidos por gruesas callosidades. Les dolería mucho. De hecho, probablemente les sangrarían.

En forma similar, unas cuantas callosidades bien colocadas en sus pies pueden ofrecerle, un poco de protección cuando camina descalzo por la playa. Pero esas callosidades no son causadas sólo por la presión en sus pies. También sus padres tuvieron la culpa.

La causa fundamental de las callosidades en los pies es hereditaria. Los padres transmiten inestabilidad en los pies. Si usted hereda una manera defectuosa de pisar, sus pies se apoyarán en los bordes, en vez de quedarse estables cuando tocan el piso. Esa fricción constante causa callosidades.

Las callosidades como las de los pies, que cubren un área extensa, en ocasiones son irritantes pero rara vez son dolorosas. La principal excepción parece ser la callosidad pequeña y profunda, con orillas definidas (queratosis plantar), que generalmente es dolorosa. Por lo regular tiene un área blanca y profunda en el centro, rodeada por una zona clara que se ve casi como un foso.

Alivio del síntoma

Si ha vivido con sus callosidades durante varios años y no le han molestado, no les haga nada. Las callosidades que aparecen sobre las plantas de los pies no son un problema de salud. Cuando las callosidades se localizan en otro sitio la cosa cambia, especialmente si son dolorosas. El cuerpo intenta proteger el lugar formando una piel protectora todavía más dura. Para romper el ciclo debe eliminarse la callosidad. He aquí lo que hay que hacer.

Con arena

Puede mantener sus callosidades bajo control encasa lijándolas ligeramente. Primero lave sus pies. Después remójelos durante 20 minutos en una cubeta de agua caliente, con dos cucharadas de líquido suave para máquinas lavatrastes. Después frote la callosidad con aceite para cocinar, hasta que se sienta húmeda y suave, generalmente como un minuto. Por último lije la callosidad con piedra pómez, lija de agua o lima para callos. Deje de lijar antes de que el área se ponga muy suave, como uno o dos minutos.

Protéjalos

Para quitar presión de las áreas callosas, corte un agujero un poco más grande que el callo en una pieza de tela adhesiva acojinada, que venden en las farmacias. Coloque la almohadilla ya con forma de dona alrededor de la callosidad y rellene el agujero con jalea de petrolato (vaselina). Después cubra el área con gasa. Sólo asegúrese de que su podiatra sepa que está usando este método y que lo aprueba.

Evite los ácidos

Los medicamentos para remover callos que no requieren de receta médica contienen ácidos que pueden quemarle la piel y también causarle infecciones.

Si el zapato no le queda, regréselo

Los zapatos que ajustan mal no causan callosidades, pero sí las agravan. Los pies crecen a medida que la persona envejece, especialmente en las mujeres que tuvieron hijos. Así que no se empeñe en usar la talla del año pasado. Y si los zapatos lastiman después de usarlos en casa por unas cuantas horas, regréselos.

Ponga sus pies en manos de un médico

La única persona que debe retirar o cortar sus callosidades con un instrumento filoso es el podiatra, ni usted ni su pedicurista. Nunca use una navaja o tijeras para quitar una callosidad. Puede ocasionar fácilmente una infección o algo peor.

Una callosidad grave, como la queratosis plantar, podría requerir de atención médica mensual o bimestral. En muchos casos el médico podría verle con menos frecuencia si le ajusta un aparato en el zapato que redistribuya su peso. Como último recurso, los callos grandes pueden ser corregidos con cirugía, pero asegúrese de tener una segunda opinión antes de hacerlo.

Recomendar y compartir



Temas relacionados


Ampollas

Las causas de la mayoría de las ampollas son obvias, aunque hay otras causas que son más oscuras; por ejemplo las reacciones a medicamentos, incluyendo antibióticos, diuréticos y analgésicos, pueden ocasionar ampollas en cualquier parte o en todo el cuerpo.

Callos

¿Qué ocasiona los callos, esas pequeñas protuberancias amarillas grisáceas, con apariencia de ampollas, en los dedos de sus pies? La presión constante y la fricción entre la piel y el calzado.

Cojera

Una anomalía que se observa con frecuencia es la diferencia en el largo de las piernas. La cojera se desarrollará frecuentemente porque una pierna mide un poco menos que la otra. Pero en algunas personas sólo hay una discrepancia aparente en el largo de las extremidades.

Cuero cabelludo (Comezón en el)

Puede haber desarrollado una enfermedad en la piel como soriasis seborreica, acompañada del hongo que obliga a la piel a crecer con más rapidez de lo normal. La sobreabundancia de piel, en turno, alienta un desarrollo excesivo del organismo que ocasiona la comezón.

Dedos con deformidad

Esos nudillos protuberantes y abultados son sólo una señal del paso del tiempo y la osteoartritis que inevitablemente surge al envejecer las articulaciones.