Cadera con dolor

La artritis es una causa común de dolor en la cadera. Generalmente es la osteoartritis, la de clase “usa y rasga” la que afecta casi a todos en alguna medida conforme se hacen más viejos. Es muy probable que la osteoartritis en su cadera llegue a ser un problema si alguna vez sufrió una fractura en la cadera o la pelvis.

Cadera con dolorCuándo consultar a su médico

  • Después de una lesión, aun una lesión menor, persiste el dolor en la cadera o empeora.
  • El dolor interrumpe su sueño o interfiere con su trabajo o sus actividades en casa.
  • También tiene úlceras abiertas en los pies o dolor en la pierna.

Cuando usted dice cadera y su médico dice cadera, quizás estén hablando de dos lugares diferentes. Para la mayoría de las personas. El dolor de cadera se refiere al dolor en el costado de la parte superior del muslo o la parte lateral de la nalga: el área justo alrededor de la parte curva en las mujeres. Pero para el médico, el dolor de la cadera significa dolor en la ingle, donde está la propia articulación de la cadera.

El dolor de la cadera puede ser difícil de descifrar por otras razones. Puede sentir profundo dolor en la articulación de la cadera. Puede sentir dolor en los tejidos que están alrededor de la articulación: en una bursa, por ejemplo. (Las bursas son sacos llenos de líquido que amortiguan la parte ósea de la cadera cercana a la superficie. Si una bursa de la cadera se inflama, tendrá bursitis). También hay tendones alrededor de la cadera que se unen con las piernas y la espalda. Éstos también se pueden inflamar (generalmente después de una lesión) con una enfermedad llamada tendinitis. Y el dolor en su cadera no tiene que empezar ahí. Podría tener un dolor “referido”; que lo siente en su cadera, perola fuente está en otro lugar, como la espalda. La causa del dolor de cadera incluso puede ser externa: un colchón demasiado suave o zapatos mal hechos.

La artritis es una causa común de dolor en la cadera. Generalmente es la osteoartritis, la de clase “usa y rasga” la que afecta casi a todos en alguna medida conforme se hacen más viejos. Es muy probable que la osteoartritis en su cadera llegue a ser un problema si alguna vez sufrió una fractura en la cadera o la pelvis. También es posible (aunque menos común) que la artritis reumatoide se haga presente en la cadera. Este es el tipo potencialmente incapacitante, que generalmente ataca cuando usted es joven.

Ocasionalmente, un defecto estructural puede ser la causa del dolor de cadera. También puede causarlo una columna vertebral curva o una pierna ligeramente más corta que la otra.

Aunque llevar sobrepeso no sea un defecto estructural, su cadera no lo sabe. Los kilogramos de más pueden contribuir al dolor de cadera sin importar la causa.

Alivio del síntoma

El dolor de la cadera es un impedimento y un fastidio, sin lugar a dudas. Por fortuna hay muchas formas de aliviarlo.

Use calor para aliviar

El calor húmedo es su primer aliado ante el dolor de cadera, porque la humedad ayuda a que el calor penetre más. Moje una toalla en agua caliente, exprímala y colóquela sobre su cadera durante 20 minutos, tres o cuatro veces al día. También puede colocar una toalla seca sobre la mojada para conservar el calor. O puede usar una almohadilla de calor húmedo.

Tómelo con calma

Debe reducir el ejercicio (pero no eliminarlo totalmente) durante unas cuantas semanas, cuando el dolor empeore. Concédase la oportunidad de sanar. Realice sólo ejercicios de estiramiento, ninguno que tenga que ver con pesas.

Alívielo con ungüento térmico

Tanto el ungüento mismo como el masaje al aplicarlo, aliviarán el dolor muscular en la cadera. Compre cualquier ungüento térmico en la farmacia. Sin embargo, nunca use estos ungüentos que contienen mentol con una compresa caliente al mismo tiempo, pues puede tener serias quemaduras.

Dese un masaje

Ya sea con sus manos o las de su cónyuge, el masaje es un gran alivio para el dolor en la cadera. El masaje se debe dar en los tejidos circundantes, donde se origina la mayor parte del dolor, más que en la articulación. Como hay tantos tipos, desde el masaje sueco hasta Shiatsu, deberá experimentar el que le proporcione más alivio.

Pregunte sobre los medicamentos

Si las medicinas comunes que no requieren de receta médica, como aspirina y acetaminofén no han aliviado su dolor, el médico podría prescribir algunos más fuertes. También podría recomendar inyecciones o tabletas de cortisona. Es excelente para que se reduzca la inflamación dentro de los primeros días después de una lesión.

Duerma cómodo

Evite dormir sobre la cadera dolorida. Y para un soporte más suave, use una colchoneta de hulespuma, con forma de cartón para huevo, sobre su colchón normal.

Camine con los zapatos adecuados

Compre zapatos para correr cuando camine, no zapatos para caminar, para aeróbicos, ni para entrenamientos a campo traviesa. Los zapatos para correr son extra ligeros y están diseñados especialmente para aumentar la estabilidad del pie.

Compre su bastón a la medida

Si necesita de un bastón o una andadera para mayor estabilidad, asegúrese de que sea del tamaño adecuado. Si el bastón de su abuelo no es del tamaño adecuado para usted, aumentará su dolor de cadera. Pida a su médico que le refiera a una tienda de artículos médicos donde lo puedan medir adecuadamente.

Pierda algo de peso

Es fácil pasarlo por alto dentro de las causas, pero el exceso de peso corporal puede aumentar mucho el dolor de cadera. Cada vez que da un paso, el equivalente a dos a tres veces su peso corporal pasa por la cadera en términos de la presión que se ejerce a la articulación. Cada libra perdida representa dos a tres libras menos de presión sobre su cadera.

Señale su dolor

Si consulta a su médico por el dolor de cadera, prepárese para explicarle exactamente dónde y cuándo duele. Dígale el tipo de dolor que está experimentando; si es un dolor sordo o agudo; si va y viene; si duele más cuando se mueve o cuando está quieto y qué clases de movimientos parecen empeorarlo.

No se ponga irritable

Si su médico sospecha de artritis, necesitará realizar varias pruebas diagnósticas, pues hay más de 100 tipos de artritis. Prepárese para un estudio del hueso o quizás uno de imagen por resonancia magnética. Quizá le prescriban medicinas antiinflamatorias y lo refieran con un fisioterapeuta para tratamientos con ejercicio, calor y ultrasonido.

Examine su arquitectura

Si una curvatura en la columna vertebral o una pierna ligeramente más corta ha alterado su forma de andar, tal vez ha pasado desapercibido. Esta es una prueba casera: póngase de pie sin ropa, dando la espalda a un espejo y con un espejo de mano en ángulo sobre su hombro, para que pueda verse usted mismo por la parte trasera. O pida a algún miembro de su familia que lo vea por detrás. Si la altura de sus rodillas parece desigual, si su pelvis parece inclinarse ligeramente hacia algún lado o si su espalda parece curva, posiblemente han descubierto el problema.

Afortunadamente su paso es corregible, generalmente con facilidad. Puede requerir de la prescripción de un zapato especial, o de una plantilla para el zapato. Si la dificultad es grave, su médico lo referirá con un ortopedista o un fisioterapeuta que se especialice en aparatos como tirantes, calzado ortopédico, etc.

Vaya que lo reparen

Por lo regular una fractura de cadera requiere de reparación quirúrgica. Uno de los procedimientos para preservar su hueso es implantar un clavo en la cadera para fortalecerla.

En caso de una fractura más seria o incluso de artritis grave, el cirujano podría remover la articulación afectada y sustituir la cadera por completo con una prótesis.

Una infección en la cadera podría requerir de cirugía así como de antibióticos intravenosos.

En el caso de que sea un tumor el que ha causado su dolor de cadera, lo que es muy poco probable, después de la biopsia sería tratado con alguna combinación de radiación, quimioterapia y cirugía.

Recomendar y compartir



Temas relacionados


Articulaciones (Dolor en las)

Hay más de 100 clases de artritis, incluyendo gota y artritis reumatoide. Pero el tipo que con más frecuencia causa dolor articular es la osteoartritis, que a veces se le llama padecimiento del deterioro.

Articulaciones hinchadas

En vez de que la articulación se sienta firme, como de costumbre, está suave e hinchada. La articulación recién lesionada se hincha por una pequeña cantidad de sangrado interno que estira la piel y los tejidos circundantes.

Articulaciones inflamadas

La causa más común y probable de inflamación de articulaciones es la artritis. El tipo más frecuente de artritis es la osteoartritis, que produce pequeños desarrollos llamados espolones en la parte ósea de la articulación. Estos espolones se incrustan en los músculos de alrededor, en los tendones y ligamentos, causando irritación e inflamación.

Articulaciones que crujen

Si sus rodillas crujen, no es motivo de preocupación. Puede haber razones por las cuales sus rodillas crujen, pero ese no es necesariamente un signo de que algo ande mal.

Articulaciones rígidas

La mayor parte del tiempo, la rigidez de las articulaciones se relaciona con los cambios normales de la edad y no es un síntoma de que la artritis esté a la vuelta de la esquina.