Brazo (Dolor en el)

Las causas del dolor en el brazo son numerosas, pero con mayor frecuencia pueden reducirse a una sola: fatiga muscular. Lo que hoy se siente dolorido y cansado, mañana puede sentirse bien; no hay problema.

Dolor en el brazoCuándo consultar a su médico

  • Su brazo le ha estado doliendo por más de dos días.
  • El dolor empeora con el trabajo o el ejercicio.
  • Pierde sensibilidad en el brazo o la mano afectados.
  • El brazo parece deforme o hinchado.
  • No puede mover o estirar el brazo.
  • El dolor del brazo se acompaña de dolor en el pecho o falta de aliento y puede ser un signo de ataque cardíaco. Trátelo como una emergencia médica.

El brazo es una herramienta sorprendentemente adaptable. Lo usa para todo, desde tirar pelotas a las bolsas de víveres hasta para saludar o despedirse. Pero como cualquier herramienta, no resiste demasiado abuso.

Las causas del dolor en el brazo son numerosas, pero con mayor frecuencia pueden reducirse a una sola: fatiga muscular. Lo que hoy se siente dolorido y cansado, mañana puede sentirse bien; no hay problema. Pero si el dolor viene y va y vuelve a regresar sin una causa obvia, podría ser artritis.

Si su dolor empieza furtivamente y haraganea como un pariente irritante podría tener un hueso roto en el brazo o el antebrazo. Quizá piense que la rotura de los huesos siempre es evidente, pero es posible experimentar una fractura sin darse cuenta. Podría pegarse en el brazo o caer, por ejemplo, y no sentir el dolor hasta que aumente su nivel de actividad o ponga tensión sobre el área rota.

También es posible que las lesiones en la muñeca causen dolor considerable en su antebrazo. Entre las más comunes están las llamadas lesiones de repetición, cuyas causas podrían ser escribir en máquina, martillar o serruchar. El dolor empeora y empeora a medida que transcurre la semana porque el brazo no ha descansado.

Eventualmente la presión sobre los tejidos excede la habilidad del brazo para recuperarse. Aun cuando la lesión afecte principalmente a la muñeca, el dolor puede subir hasta el codo.

Es difícil lastimar el antebrazo porque sus músculos lo protegen. Sin embargo, una de las causas comunes del dolor del brazo que afecta el antebrazo directamente es la tendinitis bicipital, en la que un tendón cercano al hombro se desgarra o desgasta, desencadenando el dolor en el bíceps del antebrazo.

El dolor de cualquier otra parte del cuerpo puede referirse al antebrazo. Por ejemplo, el levantar algo pesado puede inflamar los tendones en los hombros, lo que se reflejará como dolor en el antebrazo.

El dolor agudo que irradia al brazo izquierdo es la clásica señal de ataque cardíaco. Puede ir acompañado por náuseas, falta de aliento o dolor en el pecho, pero en ocasiones el dolor en el brazo izquierdo es el único síntoma.

Alivio del síntoma

El tratamiento para el dolor del brazo depende de la parte que haya resultado lastimada y qué tan grave sea la lesión. Pero estas son algunas reglas.

Hágalo fácil

Si su dolor no es agudo y no hay deformidades obvias, los doctores recomiendan empezar con el tratamiento más conservador de todos: descanso. Déle un descanso a su brazo durnate algunos días.

Lento pero constante

Si no es posible el descanso total. Si debe usar esos molestos brazos para trabajar, disminuya la actividad a la mitad. Divida la tarea y tome descansos frecuentes. Es razonable llevar a las personas al punto en que puedan continuar su actividad en el nivel que no experimenten dolor. Pero no es sabio trabajar o jugar a pesar de padecer un dolor significativo. El dolor es un signo de alerta.

Manténgalos en alto

Levante el brazo al nivel de su pecho durante los períodos de descanso. Por ejemplo, si está sentado en un sillón, coloque el brazo en alto sobre varios almohadones.

Enfríelo

Intente correr un cubo de hielo hacia adelante y hacia atrás sobre el área dolorida hasta que la piel se adormezca al tacto, por no más de cuatro minutos. Verifique la piel para asegurarse que no  se ponga blanca o azul. O use una bolsa con hielo envuelta en una toalla húmeda y manténgala en el sitio durante 20 minutos. Verifique la piel cada 10 minutos.

Tome medicamentos

Tome un analgésico que no requiere de receta médica y siga las instrucciones del paquete.

Llame al médico

Si trata estos consejos y el dolor persiste, llame al médico. Un tratamiento mayor puede incluir inyecciones de cortisona para reducir la hinchazón de los tejidos, tablillas ligeras y en casos extremos, cirugía para corregir la alteración.

Recomendar y compartir



Temas relacionados


Articulaciones (Dolor en las)

Hay más de 100 clases de artritis, incluyendo gota y artritis reumatoide. Pero el tipo que con más frecuencia causa dolor articular es la osteoartritis, que a veces se le llama padecimiento del deterioro.

Articulaciones hinchadas

En vez de que la articulación se sienta firme, como de costumbre, está suave e hinchada. La articulación recién lesionada se hincha por una pequeña cantidad de sangrado interno que estira la piel y los tejidos circundantes.

Articulaciones inflamadas

La causa más común y probable de inflamación de articulaciones es la artritis. El tipo más frecuente de artritis es la osteoartritis, que produce pequeños desarrollos llamados espolones en la parte ósea de la articulación. Estos espolones se incrustan en los músculos de alrededor, en los tendones y ligamentos, causando irritación e inflamación.

Articulaciones rígidas

La mayor parte del tiempo, la rigidez de las articulaciones se relaciona con los cambios normales de la edad y no es un síntoma de que la artritis esté a la vuelta de la esquina.

Cadera con dolor

La artritis es una causa común de dolor en la cadera. Generalmente es la osteoartritis, la de clase “usa y rasga” la que afecta casi a todos en alguna medida conforme se hacen más viejos. Es muy probable que la osteoartritis en su cadera llegue a ser un problema si alguna vez sufrió una fractura en la cadera o la pelvis.