Bochornos

Sus bochornos pueden requerir sólo de abanicarse con discreción de vez en cuando. Sin embargo, para otras mujeres estos episodios pueden parecer más como un encuentro cercano con un horno.

BochornosCuándo consultar a su médico

  • Sus bochornos son tan severos o frecuentes que se convierten en fatiga, depresión o cambios de humor, o bien interrumpen su sueño.

Muchas mujeres pasan por la menopausia sin problemas y experimentan sólo síntomas menores.

Sus bochornos pueden requerir sólo de abanicarse con discreción de vez en cuando. Sin embargo, para otras mujeres estos episodios pueden parecer más como un encuentro cercano con un horno.

Ya sea que sus propios bochornos sean como un flujo delicado o como llamas crepitantes, son normales. Los bochornos son la reacción del cuerpo a la disminución en el suplemento de estrógeno, que ocurre naturalmente cuando las mujeres se acercan a la menopausia.

No todas las mujeres experimentan bochornos, pero más de la mitad sí. En algunas, la producción de estrógenos disminuye gradualmente produciendo pocos bochornos. Pero para otras, los ovarios interrumpen la producción de estrógenos abruptamente. O también la producción de estrógenos puede detenerse e iniciar unas cuantas veces más antes de cesar.

Para estas mujeres, los bochornos son como un paseo por la montaña rusa. Si está sufriendo bochornos, reconocerá la siguiente descripción: primero, quizá tenga una aura;  un sentimiento de que algo extraño se aproxima. Después su temperatura interna disminuirá en forma abrupta. En respuesta, su piel sudará para liberar calor y equilibrarse con la baja en la temperatura interna.

Puede tener un bochorno tras otro. Muchos ocurren en la noche, y cuando se despierte será como una caída vertical. Entonces se sentirá caliente y sudorosa. Finalmente se sentirá tan fría que tendrá ganas de reconfortarse para sentirse caliente. El sueño se interrumpe constantemente.

Alivio del síntoma

Hay mucho que puede hacer para bajar el calor en esos bochornos.

Resuélvalo con soya

Hay una gran diferencia en la proporción de bochornos y síntomas menopáusicos entre las culturas. Un estudio mostró que más de 50% de las mujeres estadounidenses y del occidente de Europa reportaron síntomas menopáusicos, en tanto que en Japón sólo era de 9 a 10%.

En un estudio realizado por investigadores estadounidenses, finlandeses y japoneses se destacan los productos de soya como un posible tratamiento para los síntomas menopáusicos. Las mujeres japonesas comen mucha más soya que las mujeres occidentales, informa, y los productos de soya contienen un compuesto estrogénico que puede servir como remedio para los bochornos.

Intente añadir frijoles de soya, tofu, miso y otros productos de soya a su dieta. Un beneficio adicional es que estos productos son bajos en grasas.

Pida ayuda para los malos hábitos

Los médicos han notado quelas fumadoras y quienes beben mucho tienen más dificultades con los bochornos que quienes  no lo hacen. Hable con su médico para pedir apoyo y combatir eso malos hábitos.

Córtele al café

El beber más de unas cuantas tazas de café al día quizá propicie los bochornos. No beba cantidades excesivas de café. Cualquier clase de estimulantes químicos, como la cafeína, puede elevar ligeramente la presión sanguínea y el ritmo cardíaco y ocasionar un bochorno.

Respire para que se alejen

Un estudio reciente ha mostrado que las mujeres entrenadas en ejercicios de respiración lenta y profunda, pudieron reducir sus  bochornos en un 50%. Las mujeres que participaron en el estudio recibieron ocho sesiones de una hora de tratamiento cada semana. Pida a su médico que la refiera con un experto en técnicas de relajación por respiración profunda. Muchos instructores experimentados en yoga pueden dar esta clase de entrenamiento.

Enfríese con sentido común

Cualquier cosa que le haga sentir más fresca y confortable, es una respuesta apropiada a los bochornos. Use ropa de algodón, que le hace sentir más fresca porque no se adhieres a su piel.

¿Más ayuda? Lleve un abanico con usted para usarlo cuando lo requiera y vista en capas, para que pueda quitarse o añadir alguna prenda.

Alivie los bochornos con estrógenos

Si los bochornos persisten, deseará discutir la terapia de reemplazo hormonal con su médico. Aunque no es apropiada para todas, no hay duda de que alivia la miseria de los bochornos. El estrógeno viene en píldoras, en parches transdérmicos, cremas vaginales y en píldoras que se implantan quirúrgicamente bajo la piel del abdomen.

Para las mujeres que requieren de alivio médico pero no pueden tomar estrógeno por un proceso actual o pasado de cáncer de pecho, la prescripción de clonidina, medicamento para la presión sanguínea, también puede servir de alivio.

Recomendar y compartir



Temas relacionados


Fiebre

Primero, la fiebre es un primer signo de prevención de que alguna infección viral o bacteriana ha invadido su cuerpo. Segundo, le permite saber que las defensas de su cuerpo están resistiendo vigorosamente esa infección.

Olor corporal

Producimos dos tipos de sudor: ecrino, un sudo claro, inodoro, que aparece por todo nuestro cuerpo, realizando el papel vital de regular la temperatura corporal y el apocrino, una sustancia más gruesa que se produce por las glándulas en la axila y las ingles. El sudor apocrino es un vestigio de nuestros días prehistóricos y no tiene un propósito aparente.