Articulaciones rígidas

La mayor parte del tiempo, la rigidez de las articulaciones se relaciona con los cambios normales de la edad y no es un síntoma de que la artritis esté a la vuelta de la esquina.

Articulaciones rígidasCuándo consultar a su médico

  • La rigidez de su articulación dura más de seis semanas.
  • La rigidez es posterior a un golpe en la articulación.
  • La rigidez en su articulación es peor en la mañana y mejora conforme va transcurriendo el día.

Ya sea que las considere como simples bisagras o como un prodigio, sus articulaciones le permiten todas las maravillas del movimiento. Pero a veces una articulación se pone rígida y agacharse por el periódico, alcanzar una rosa, girar en la silla, sostener una taza o hasta salir a la saludable caminata, se vuelven retos muy incómodos.

La mayor parte del tiempo, la rigidez de las articulaciones se relaciona con los cambios normales de la edad y no es un síntoma de que la artritis esté a la vuelta de la esquina. Los ligamentos y tendones que ayudan al funcionamiento de las articulaciones pueden estrecharse después de años de uso y quedan con menos estabilidad y más propensas a “usar y desgarrar”. A medida que una persona envejece, la membrana lubricante que normalmente permite que cada articulación se deslice con suavidad con el movimiento, puede secarse y contraerse, constriñendo los movimientos articulares.

Si una articulación le ha estado lastimando, entonces se vuelve rígida y se siente “desvencijada”, su cuerpo puede estar haciendo su propio entablillado para proteger la articulación de una lesión mayor. Los músculos que rodean la articulación se contraen para prevenir que la articulación se mueva, y esos espasmos contribuyen a la rigidez.

Puede notar la rigidez más cuando se acaba de levantar por la mañana y sentir que se va aflojando durante el día. Junto con la rigidez puede tener hinchazón, aunque ésta es más factible cuando la rigidez fue ocasionada por una lesión.

Si ha estado en cama, estuvo enyesado o pasó el invierno sobre el sillón observando el televisor, sus articulaciones pueden sentirse congeladas y rígidas simplemente por la falta de ejercicio.

Una herida ya olvidada puede causar que una articulación se ponga rígida años después. Una nueva lesión o un episodio de sobreutilización, puede originar la rigidez.

Es extraño que algunos desórdenes neurológicos o musculares sean parte del problema, aunque estos trastornos serían señalados por otros síntomas más notorios.

Alivio del síntoma

Si la rigidez en sus articulaciones es grave  o persistente, deseará ver al doctor para obtener un diagnóstico, pero sin importar cuál sea la causa, aquí hay algunos consejos básicos que ayudarán a aflojar la rigidez.

Relájese con calor húmedo

Ponga una toalla mojada en la secadora; retírela cuando todavía esté húmeda pero caliente. Para aliviar esos músculos, sólo envuelva la toalla húmeda caliente alrededor de la articulación afectada y déjela por 20 minutos más o menos. Quizá quiera colocar una toalla seca encima para mantener el calor. O puede usar una almohadilla de calor húmedo.

Adelántese a la rigidez

Si ha estado sintiendo la rigidez durante un tiempo y sabe que es peor por la mañana, anticípese a la rigidez con medicamentos que no requieren de receta médica. Esas medicinas le ayudarán a  reducir el dolor en las articulaciones también. El uso continuo de antiinflamatorios puede ocasionar problemas estomacales; ingerirlos con leche puede ayudar a reducirlos.

Manténgase en movimiento

Puede oponerse a la rigidez con ejercicios suaves en su capacidad de movimiento para ayudar a su articulación a permanecer flexible.

Una pequeña variante en la capacidad de movimiento de persona a persona es perfectamente normal. Las personas con articulaciones extremadamente móviles tienen más capacidad de movimiento y los fisicoculturistas pueden presentar menos.

El ejercicio regular es una buena práctica para todo el cuerpo y para que sus articulaciones se mantengan flexibles. Ejercítese con una caminata de 20 minutos, al menos tres veces por semana.

Recomendar y compartir



Temas relacionados


Articulaciones (Dolor en las)

Hay más de 100 clases de artritis, incluyendo gota y artritis reumatoide. Pero el tipo que con más frecuencia causa dolor articular es la osteoartritis, que a veces se le llama padecimiento del deterioro.

Articulaciones hinchadas

En vez de que la articulación se sienta firme, como de costumbre, está suave e hinchada. La articulación recién lesionada se hincha por una pequeña cantidad de sangrado interno que estira la piel y los tejidos circundantes.

Articulaciones inflamadas

La causa más común y probable de inflamación de articulaciones es la artritis. El tipo más frecuente de artritis es la osteoartritis, que produce pequeños desarrollos llamados espolones en la parte ósea de la articulación. Estos espolones se incrustan en los músculos de alrededor, en los tendones y ligamentos, causando irritación e inflamación.

Articulaciones que crujen

Si sus rodillas crujen, no es motivo de preocupación. Puede haber razones por las cuales sus rodillas crujen, pero ese no es necesariamente un signo de que algo ande mal.

Brazo (Dolor en el)

Las causas del dolor en el brazo son numerosas, pero con mayor frecuencia pueden reducirse a una sola: fatiga muscular. Lo que hoy se siente dolorido y cansado, mañana puede sentirse bien; no hay problema.