Articulaciones (Dolor en las)

Hay más de 100 clases de artritis, incluyendo gota y artritis reumatoide. Pero el tipo que con más frecuencia causa dolor articular es la osteoartritis, que a veces se le llama padecimiento del deterioro.

Articulaciones con dolorCuándo consultar a su médico

  • Su dolor es agudo o inexplicable.
  • El dolor persiste durante más de una semana.
  • La articulación está roja, caliente o hinchada, así como con dolor.
  • No siente alivio al usar aspirinas, compresas de hielo o calor.
  • Recientemente se lastimó la articulación, en especial con un golpe seco.

Sus articulaciones generalmente le sirven sin esfuerzo, se deslizan como las partes de una máquina maravillosa a través de todos los movimientos del día. De pronto, una de esas partes vitales empieza a doler. ¿Qué está sucediendo?

Podrían ser cientos de cosas. Pero aunque el dolor articular tiene muchas causas posibles, los principales contendientes son la artritis, el reumatismo o una lesión.

Hay más de 100 clases de artritis, incluyendo gota y artritis reumatoide. Pero el tipo que con más frecuencia causa dolor articular es la osteoartritis, que a veces se le llama padecimiento del deterioro.

La osteoartritis es el resultado de una serie de pequeñas lesiones que ocurren durante un período largo., Los años de trabajo duro y el uso continuo (como escribir a mano constantemente o el uso incesante en algún deporte, como el golf o el tenis) puede causar pequeñas fracturas en el cartílago de la articulación y el hueso que queda por debajo y la articulación empiezan a deteriorarse. (Aunque parezca raro, la falta de uso por no hacer ejercicio, también puede causar el problema).

El reumatismo es el término médico para la inflamación de los músculos, tendones, ligamentos y bursas (pequeñísimos bultos) que rodean la parte ósea de la articulación. Esta clase de dolor, mejor conocida como bursitis o tendinitis, también resulta por un deterioro a causa de la edad, o por el uso continuo.

Una lesión sencilla en la articulación, como un golpe seco o una torcedura, también puede causar dolor articular, como lo puede hacer un ligamento o un cartílago desgarrados. En ocasiones el dolor que siente puede estar originado en alguna otra parte. Una rodilla sana podría doler por artritis en la cadera, por ejemplo; o la inflamación en la muñeca por el síndrome del túnel del carpo, podría causar dolor en el hombro.

La artritis puede reptar como hiedra en su árbol familiar. ¿Puede doblar su mano y tocar la muñeca con el pulgar como uno de sus tíos? Si puede, podría haber heredado articulaciones inusualmente móviles. En tanto se ejerciten en clases de yoga, las articulaciones hipermóviles tienden a desgarrarse y a convertirse en artríticas antes de lo normal porque sus ligamentos y tendones tienen problemas para sujetar adecuadamente la articulación.

Otras causas de dolor articular pueden ser una infección viral o bacteriana, un problema del sistema nervioso u hormonal, o rara vez, algunos tipos de cáncer.

Alivio del síntoma

El acercamiento más importante hacia el dolor articular es trabajar con su médico para lograr un diagnóstico correcto, descartando otros problemas médicos serios o infecciones.

Si su dolor resulta de la osteoartritis, que es la cusa más común del dolor articular, su doctor le prescribirá medicamentos específicos, inyecciones o ejercicio.

Si su médico dice que tiene gota o artritis reumatoide, recibirá tratamiento para la inflamación (calor e hinchazón) en las articulaciones, así como para el dolor.

Pero sin importar la causa del dolor, hay mucho que puede hacer para aliviarlo.

Prenda el calor

Mientras más crónico sea su dolor, mejor será el calor. El calor ayuda relajar los músculos alrededor de la articulación. El calor húmedo es particularmente efectivo. Tome una toalla mojada, póngala en la secadora, pero retírela cuando todavía esté mojada y caliente. Colóquela alrededor de la articulación y ponga una toalla seca por encima, para conservar el calor. O puede usar un cojín húmedo eléctrico, envolviéndolo alrededor de la articulación afectada durante 20 ó 30 minutos.

Póngale hielo

Si está sufriendo de una herida reciente o un dolor que acaba de aparecer, use frío en lugar de calor. Mientras más pronto ponga hielo, mejor estará. Compre una bolsa de 0.5 a 2.0 kg de chicharos o granos de elote congelados y póngala alrededor de la articulación adolorida. Con eso tiene una compresa de hielo. Puede dejar la compresa fría 20 minutos cada vez.

Descanse lo que le duele

Si tiene dolor sólo en una articulación o en un área, como la rodilla o el cuello, use un tirante o un soporte para descansarlo. Si son muchas articulaciones, planee 15 minutos de descanso por cada hora que esté despierto. Para diez horas de actividad necesitará una o dos horas de descanso. Sólo ponga sus pies hacia arriba y relájese.

Mezcle las medicinas

Los analgésicos que no requieren de receta médica aliviarán el dolor de la artritis. Pero tenga cuidado con el uso de drogas anti-inflamatorias como aspirina e ibuprofeno, que pueden aumentar el riesgo de una úlcera. Una solución podría ser la siguiente, usted sabe ya que si toma cuatro tabletas diarias de aspirina, se alivia el dolor. En vez de tomar cuatro aspirinas diarias, tome dos aspirinas y dos tabletas de acetaminofén. Esto reducirá la cantidad de medicinas con antiinflamatorios que entran e irritan su estómago. El acetaminofén no le ayudará con la inflamación, pero es un analgésico efectivo fácil de tolerar por el estómago.

Explore su capacidad de movimiento

Para problemas del tejido suave alrededor de la rodilla, como bursitis y tendinitis, el permanecer flexible prevendrá que esos tejidos se tensen y lastimen aún más.

Cada articulación tiene su propia capacidad de movimiento y cada individuo tiene que encontrar la línea entre el uso excesivo y mantenerse flexible. Escuche a su cuerpo. No se sobreesfuerce, sólo trate de ejercitarse en su nivel de movimiento varias veces al día, dependiendo de lo doloroso que le resulte. Por ejemplo, si tiene un hombro dolorido, levante el brazo sobre su cabeza hasta que duela sólo un poquito. Necesita mover las partes dolorosas del cuerpo lo más que pueda, pero sin forzarlas. Esto es lo que la fisioterapia haría por usted.

Ponga en movimiento todo su cuerpo

Las personas sienten menos dolor en sus articulaciones cuando se ejercitan regularmente en una intensidad baja o moderada. Para ello, lo máximo es nadar o caminar en agua. El estar sumergido en agua hasta la cadera y caminar rápidamente a toda su capacidad es maravilloso. Las bicicletas estacionarias, las bandas y los bailes  aeróbicos de bajo impacto también son una buena elección.

Si su situación lo mantiene atado a una silla, también  puede tener una buena condición. Sentado en una silla, ponga un poco de música moderada a rápida y marche con los brazos hasta que sude.

Obtenga un poco de ayuda

Para las personas con artritis o reumatismo, hay dispositivos que pueden hacer su vida un poco menos dolorosa, especialmente para vestirse y en actividades de higiene y cocina. Esos dispositivos incluyen jaladores de cierres, botoneras, calzadores de mango largo, agujetas elásticas o ajustadores con  Velcro. También sugiere usar algo para quitar su peso de la articulación dolorida, como un bastón, una muleta o una andadera.

Trate los antidepresivos como anti-dolor

Su médico podría prescribirle analgésicos tricíclicos, conocidos también como antidepresivos tricíclicos, para el dolor musculoesquelético. Estas medicinas pueden ser muy útiles para el insomnio y la fatiga que a menudo acompañan el reumatismo. Ellos la han prescrito en dosis menores que las usadas para depresión y no causa adicción. Alivian el dolor, ayudan a promover un buen patrón de sueño y se pueden usar para problemas de dolor a largo plazo.

Póngase en forma con un fisioterapeuta

Pregunte a su médico sobre una prescripción para terapia física. Los terapistas físicos tratan los músculos y los ligamentos adyacentes a la articulación al mejorar el riesgo sanguíneo hacia la articulación, lo que promueve el alivio. Puede ayudarlo con ejercicios en su posibilidad de movimiento y también aplicar técnicas de curación como ondas de ultrasonido, que van con mayor profundidad a los tejidos dañados, que cualquier técnica casera de autoayuda.

Recomendar y compartir



Temas relacionados


Aftas (Fuego en la boca)

Las aftas o fuegos bucales o fuegos en la boca, son lesiones bucales altamente infecciosas, que afectan a mucha gente

Agruras (Acidez estomacal o Reflujo gastroesofágico)

Las agruras generalmente sólo consisten en unas cuantas cucharadas de ácido estomacal que regresan por el esófago.

Alucinaciones

Una alucinación puede variar, desde un relámpago de luz o color, hasta la visión clara de personas, animales o plantas. Son una señal de advertencia importante de que una persona puede tener un problema de salud mental.

Amamantar (Problemas para)

El amamantamiento requiere de habilidades que las madres han aprendido tradicionalmente observando a otras madres. El problema es que muchas de las madres de hoy no pueden presenciar el amamantamiento para aprender la técnica correcta.

Ansiedad

Algún nivel de ansiedad probablemente es saludable, lo motiva a levantarse a hacer algo. Pero cuando el revoloteo se siente más como una tormenta y usted está atrapado en un ciclo de temores que no ceden con facilidad, su ansiedad se ha vuelto un problema.