Garganta (Placas blancas en la)

Hay muchas causas de manchas blancas en su garganta y la mayor parte son por trastornos temporales e inofensivos. Se irán y lo mismo sucederá con las manchas. (Pero si las placas persisten consulte a su médico).

Placas blancas en la gargantaCuándo consultar a su médico

Está pasando el hilo dental por los dientes y nota unas cuantas manchas blancas en la parte superior de su garganta. ¿Son causa de alarma? Probablemente no.

Hay muchas causas de manchas blancas en su garganta y la mayor parte son por trastornos temporales e inofensivos. Se irán y lo mismo sucederá con las manchas. (Pero si las placas persisten consulte a su médico).

Las manchas blancas comúnmente acompañan a muchas de las infecciones de la garganta, desde la dolorosa lesión por estreptococos hasta la de la monilia o infecciones con aftas. Su cuerpo a veces produce desechos suaves y blancos que se juntan en pequeñas zonas de las amígdalas llamadas criptas. Pueden ocasionarle malestar y mal aliento. Son inofensivas y generalmente se van con el tiempo.

A veces su sistema inmunitario se sale de control y confunde a su cuerpo con un enemigo, lo que provoca una reacción “autoinmune”. Esta clase de reacción puede causar una enfermedad en la mucosa de la boca y la garganta llamada de liquen plano. Parece como un enrejado y no requiere de tratamiento a menos que se vuelva doloroso.

Otra forma común de las manchas blancas en la garganta, sobre todo en quienes fuman o mastican tabaco, es la leucoplasia. Éstas pueden convertirse en cáncer, pero 80% son benignas.

Otra forma de masticar, de masticar paja u otros objetos recogidos del suelo, puede causar una alteración por hongos llamada actinomicosis que deja su tarjeta de presentación como áreas blanquecinas en la parte posterior de la lengua y en el paladar. Y la masticación de tabletas de aspirina puede ocasionar quemaduras de apariencia blanca en la boca y la garganta. (De hecho, cualquier lesión química puede causar este problema).

En ocasiones las personas desarrollan una hinchazón en la parte inferior de la boca llamada leucodema, que se muestra como pequeñas áreas blancas en la boca y la garganta. No se conoce la causa, pero es muy común y no hay de qué preocuparse.

La sífilis también puede causar lesiones con apariencia blanquecina en la garganta, que se vuelven rojas después de tres semanas.

Alivio del síntoma

Hay varias cosas que puede hacer para limpiar las manchas blancas de su garganta, así como una gran variedad de tratamientos que su médico puede tratar.

Determine si es normal

Si su médico le dice que sus placas blancas son leucodema, relájese. Es un cambio normal de su cuerpo que no necesita tratamiento.

No se preocupe por el liquen plano

No debe preocuparse si la parte posterior de su garganta parece un enrejado de rosales sin rosas: tiene liquen plano y es inofensivo. Si molesta o está irritado, su médico puede prescribirle una crema con hidrocortisona o pastillas para chupar.

Pida que le examinen las amígdalas

Si tiene muchas placas blancas en la garganta no se preocupe. Es muy raro que este trastorno llegue a preocupar lo suficiente como para quitar las amígdalas.

No mastique paja

Si en ocasiones le gusta chupar una hoja o paja que recogió del piso, deje ese hábito y evite problemas con el hongo de actinomicosis.

Trague su aspirina

Tome las tabletas de aspirina en la forma usual, tráguelas enteras con agua. De esta forma evitará la posible quemadura de su garganta.

Aprenda algo sobre leucoplasia

Aunque la leucoplasia es generalmente un cambio menor en la apariencia de la piel en su boca o garganta, debe ser observada con cuidado por su médico, en busca de cambios precancerosos.

Permanezca alerta

Cualquier persona con manchas delgadas de leucoplasia debe someterse a revisiones médicas a intervalos regulares. Si las manchas engrosan, su médico le aplicará una pequeña cantidad de anestésico local y retirará parte del tejido para un examen más minucioso.

Aléjese del tabaco comprimido

La masticación del tabaco, así como masticarlo, es una causa muy fuerte de leucoplasia. Su médico puede tratar la leucoplasia con un régimen que dura un mes con altas dosis de vitamina A. pero no trate de automedicarse. Demasiada vitamina A puede dañarlo. Necesita una prescripción.

Temas relacionados

Deglución (Problemas de la)

Deglutir es tan importante como respirar. Los músculos de su garganta realizan este movimiento cientos de veces al día, tanto para dar entrada a la comida y bebida, como para mover el flujo de saliva y moco que su cuerpo produce constantemente.

Garganta (Aclarar la)

Carraspear es una forma muy celebrada para llamar la atención con educación. Pero usted puede suceder que carraspee con tanta frecuencia que atraiga la atención negativa.

Nariz con Escurrimiento

Su nariz con escurrimiento puede sentirse como un grifo que gotea, pero de hecho es una pieza perfecta de plomería autocorrectiva. El escurrimiento nasal es la forma que tiene su cuerpo para limpiar la nariz. El problema podría ser alergeno o un virus del resfriado y su cuerpo sólo trata de deshacerse de él limpiando la nariz con un fluido compuesto por proteínas, agua salada y anticuerpos.

Nariz Tapada

Usted siente como si su nariz estuviera tapada con calcetines y no sólo no puede oler, sino que empieza a preguntarse si respirar todavía puede ser una opción.

Nariz (Enrojecimiento de la)

Cuando esquía por una pendiente nevada, tener enrojecida la nariz es tan natural como estar despeinado por el viento. Le da esa apariencia de: Me divierto sanamente. La nariz enrojecida puede enviar un mensaje muy diferente cuando aparece de pronto, después de haber entrado en una habitación fría, beber un café caliente o pronunciar un discurso frente a una multitud.

Nariz (Hemorragia por la)

La mayor parte de los sangrados nasales parecen peores de lo que son en realidad. La cantidad de sangre perdida normalmente es menos de una cucharada y sólo de 5 a 10% de las hemorragias llegan a necesitar cuidado médico.