Deglución (Problemas de la)

Deglutir es tan importante como respirar. Los músculos de su garganta realizan este movimiento cientos de veces al día, tanto para dar entrada a la comida y bebida, como para mover el flujo de saliva y moco que su cuerpo produce constantemente.

Problemas de la degluciónCuándo consultar a su médico

La deglución es una de esas cosas en las que raras veces pensamos, hasta que se tiene problema para hacerlo.

Pero se piensa en ella plenamente, cuando tragar es doloroso, o cuando comer se convierte en algo difícil por la dificultad para tragar o usted tiene una sensación extraña o un “bulto” en la garganta.

Deglutir es tan importante como respirar. Los músculos de su garganta realizan este movimiento cientos de veces al día, tanto para dar entrada a la comida y bebida, como para mover el flujo de saliva y moco que su cuerpo produce constantemente. Cuando traga, se relaja el músculo circular que está en el extremo superior del esófago, llamado esfínter, lo que permite que lo que haya pasado por su boca y garganta llegue al aparato digestivo.

Como se requiere que el esfínter se relaje para realizar este proceso con suavidad, resulta lógico que un cuerpo que no está relajado a causa de tensión, estrés o pánico escénico pueda tensar la garganta, como dice el dicho: “Eso es duro de tragar”.

Existen otras razones que dificultan la deglución que pueden ser inocuas. La irritación crónica de la garganta, especialmente por el aire seco interior en invierno, puede hacer difícil la deglución, sobre todo cuando acaba de levantarse. Y si no está bebiendo líquidos suficientes, su garganta se seca, haciendo incómoda la deglución. La deglución difícil es parte del paquete de la garganta irritada o  la gripe.

Si es fumador, considere el cigarrillo como primer sospechoso. Si es fumador y sus problemas para tragar se acompañan de tos seca y dolor, considérelo como un síntoma serio que requiere de evaluación por parte de un médico.

¿Siente como si tuviera un bulto en la garganta? Es muy posible que la causa sea por un reflujo de ácido, un mal funcionamiento en el aparato digestivo, en el que el ácido estomacal regresa hacia el esófago porque el esfínter muscular del estómago no siempre permanece cerrado como debería. Puede pensar que su problema es el reflujo si también tiene agruras.

En raras ocasiones la dificultad para deglutir puede ser causada por una anomalía física, como un espasmo del músculo del esfínter. Y el reflujo de ácido puede interferir al tragar si tiene úlcera. La dificultad para tragar a veces puede ser el primer signo de un tumor.

Alivio del síntoma

Si usted es un fumador y tiene problemas para comer o tragar, le sugerimos una revisión médica.

También, cualquier síntoma de deglución sospechosos que no pueda relacionar con el estrés, el aire, o sus hábitos personales debe ser puesto a la consideración de su médico. Pero para esas cosas que usted puede controlar, aquí está lo que debe hacer.

Despresiónese

El estrés y la presión a menudo pueden hacer la vida difícil de tragar. Cualquier cosa que le ayude a relajarse (ejercicio, masaje, meditación, yoga, respiración profunda), puede liberar la presión de su garganta. Si pone una compresa caliente sobre su garganta en momentos de tensión, también puede aliviar la incomodidad.

Humecte e hidrate

Como muchos problemas de deglución se ocasionan o empeoran por resequedad en la garganta, crear un ambiente más húmedo por dentro y por fuera puede ayudar. Muchos expertos recomiendan beber al menos ocho vasos de agua diariamente. Verifique la capacidad de su calefactor. Usted necesita de 35 a 45% de humedad en el aire. Le ayudará un humidificador en la recámara. Aunque los beneficios del humidificador en frío o en caliente todavía se debaten, los modelos de rocío húmedo frío se sienten mejor en la garganta.

Trate el reflujo

Si sospecha que tiene reflujo ácido, se puede hacer mucho para controlar ese problema, incluyendo suprimir la cafeína, el alcohol, el chocolate, el vino y el tabaco.

Examine su anatomía

Aunque las anomalías físicas son raras, su médico podría solicitar unas cuantas pruebas para descartarlas. En un examen usted bebe un líquido que contiene bario, para que su garganta y esófago puedan verse por rayos-x. Si la causa prueba ser un espasmo del músculo del esfínter esofágico, el primer intento se haría con la prescripción de relajantes musculares. Después, el músculo podría relajarse insertando un instrumento para ensanchar, procedimiento que generalmente se hace en la oficina o consultorio del doctor.

Generalmente esto le brindará alivio. En casos más graves, un cirujano puede dividir el esfínter muscular para que pueda quedarse relajado.

También puede corregirse mediante cirugía los problemas congénitos, y la enfermedad llamada divertículo de Zenker, que se manifiesta porque se forma una bolsa en la mucosa del esófago que interfiere con la deglución.

Temas relacionados

Apetito (Pérdida del)

La subalimentación o pérdida del apetito es un síntoma común que puede señalar cualquier número de trastornos, muchos de los cuales no tienen importancia. Casi cualquier infección puede causar pérdida del apetito. Un resfriado o el virus de la gripe pueden ser responsables.

Comer en exceso

Las personas que comen opíparamente o que tienen el trastorno alimentario llamado bulimia, pierden todo el sentido del control dietario y comen miles de calorías en una sentada. Después vomitan o se laxan. A menudo este problema se presenta en personas que tiene baja autoestima, después de fallar crónicamente con las dietas.